jueves, 13 de junio de 2013

Reina de los prados Filipendula ulmaria

La reina de los prados Filipendula ulmaria (L.) Maxim. es una planta vivaz de la familia de las rosáceas que cada primavera brota de una cepa gruesa y horizontal, alcanzando hasta 1 m de altura. Se encuentra casi siempre en zonas húmedas, en el borde de los arroyos.


La Reina de los prados tiene unas flores delicadas y elegantes, de un color blanco cremoso agrupadas juntas en hermosas cimas irregularmente ramificadas, que tienen un olor muy fuerte y dulce. Las flores desprende un agradable olor a gaulteria mientras que las hojas olor de una fragancia de almendras dulces.


Los tallos de esta planta tienen un tono rojizo. Las hojas son grandes, imparipinnadas con 5-9 pares de segmentos largos, desiguales, sésiles, doblemente dentados. Los mayores recuerdan a las hojas de los olmos, y de ahí proviene otro de los nombres populares de esta planta, ulmaria.




Como ya comenté, es una planta muy típica de los prados húmedos y los bordes de corrientes de agua. Se distribuye por toda Europa. En Asturias es frecuente, floreciendo entre junio y agosto.

La Reina de los prados tiene muchas propiedades medicinales, contiene varios salicilatos poderosos, sales derivadas del ácido salicílico que son químicamente similares a la aspirina, pero no causan sangrado en el estómago. Y, a diferencia de la aspirina, tiene un efecto positivo sobre el sistema digestivo, protege y suaviza las membranas mucosas del tracto digestivo, reduciendo el exceso de acidez y el alivio de las náuseas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada