domingo, 26 de mayo de 2013

Cardota Galactites tomentosa

La cardota Galactites tomentosa Moench es uno de los varios cardos de nuestra flora perteneciente a la familia de las compuestas. Se trata de una planta herbácea de hasta 1 m de altura, de tallo rígido y cubierto de un tomento blanco, que le da un aspecto afieltrado, de ahí su epíteto específico de tomentosa. 






La inflorescencia está formada por varios capítulos aplanados, con brácteas que se estrechan y forman espinas de color rosa fuerte o violeta y forma estrellada. Una característica de este género es que no presentan flores liguladas, aunque las flores exteriores son más grandes y neutras, por lo que parecen lígulas.








Estas flores estériles son de color violáceo, a veces blanquecinas. Las flores interiores, que son las fértiles, hermafroditas, tienen un tubo blanquecino del que sobresalen las ramas del estilo, de un fuerte color azulado o voláceo, lo que da a la inflorescencia vista de frente un bonito aspecto de corona.




Las hojas, muy divididas y de color verde, son alternas, lobuladas y espinosas. Tienen el haz liso y envés afieltrado y están divididas en segmentos muy espinosos. Poseen nervios blancos en el haz. Por eso se la conoce también como cardo blanco.


Fruto en aquenio, grabo con un vilano plumoso blanco.

La encontramos en el SO de Europa, costas del Mediterráneo occidental y Canarias. Florece de mediados de primavera a mediados de verano. En Asturias es relativamente frecuente en zonas fuertemente alteradas como taludes, bordes de caminos o escombreras.

Fotos tomadas en el municipio de Gozón en el mes de mayo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada