jueves, 30 de mayo de 2013

Correhuela mayor Calystegia sepium y Calystegia silvatica

Reciben la denominación de correhuela mayor o campanilla mayor dos especies de plantas trepadoras muy similares pertenecientes a la familia de las convolvuláceas: Calystegia sepium (L.) R. Br. y Calystegia silvatica (Kit.) Griseb. Pueden alcanzar los 5 metros de longitud, con tallos trepadores muy retorcidos. Las flores campaniformes son grandes, de hasta 6 cm, con la corola en embudo y normalmente de color blanco puro, raras veces rosadas. 




El cáliz está casi cubierto por dos bracteolas planas, que sirven para diferenciar las dos especies, ya que en C. sepium las bracteolas del cáliz no se superponen o muy poco (foto izquierda), mientras que en C. silvatica se superponen netamente (foto derecha).







Las hojas son grandes, sagitadas o hasteadas y con el peciolo largo.El fruto es una cápsula.

Calystegia sepium es una especie autóctona, propia de lugares como setos, bosques de ribera o cañaverales ribereños, como se ve en esta foto hecha en el concejo de Gozón en el mes de agosto.



Mientras, Calystegia silvatica es una especie cultivada desde muy antiguo, nativa de la región mediterránea y Asia sudoccidental.  Es invasiva, y ya ha colonizado amplias zonas. En las islas británicas por ejemplo está muy extendida. En Asturias en concreto debe estarlo también, estas fotos se tomaron en la maleza del borde de una carretera en el municipio de Salas en junio.

Durante muchos años se pensó que C. sepium y C. silvatica eran la misma especie (esta última se describió en 1948), y todavía persiste la confusión. Además las dos especies se hibridan libremente y forman grupos híbridos que pueden ser muy similares en apariencia a cualquiera de los parentales. Por ejemplo esta planta de flor rosada tiene las bracteolas muy próximas aunque no superpuestas.


Parece que C. sepium es más común en hábitats seminaturales y C. silvatica es la maleza más desenfrenada de jardines y campos de cultivo. Ambas especies florecen de junio a septiembre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada