miércoles, 27 de marzo de 2013

Bellis sylvestris

La popular chirivita Bellis sylvestris Cirillo es una planta vivaz de la familia de las compuestas,  de 15 a 30 cm, con una roseta de hojas basales que son pubescentes, tienen tres nervios (trinerviadas) y por su forma oblongo-obovales.


En las plantas compuestas nada es lo que parece, y lo que llamamos flor es en realidad un “capítulo” de flores, y de ahí el nombre de la familia. Las flores externas, que suelen estar coloreadas, se denominan “lígulas”, las internas, “flósculos”, y todo este capítulo aparece rodeado por una serie de hojas transformas, las brácteas, cuyo conjunto se denomina “involucro”





Por eso, el deshojar una margarita en realidad es "desflorar" una margarita...












En la chirivita, como en todas las flores compuestas del tipo “margarita”, las flores liguladas son blancas, las internas tubulosas son amarillas. Las brácteas del involucro son ligeramente pilosas. 









 El capítulo se levanta sobre un largo pedúnculo floral. Las lígulas tienen un tono púrpura cuando la flor nace y van volviéndose blancos a medida que la flor se abre...



       

En los prados costeros de Asturias la Bellis sylvestris convive con la muy similar Bellis perennis(la vellorita) de la que se diferencia por el tamaño del involucro: si es grande, más de 6 mm, sería B. sylvestris. También por las hojas, ya que en B. perennis son obovado-espatuladas y con un solo nervio. Y por su poder tapizante, la chirivita aunque aparece en pequeños conjuntos no cubre prados enteros como lo hace la vellorita.



En Asturias el periodo de floración de Bellis sylvestris es largo, y como B.perennis puede florecer en distintas épocas del año. Es más frecuente en el piso termoclimático colino, cerca de la costa, como estas que he captado en el mes de marzo en Gozón, pero no es una planta de acantilados como sí son otras margaritas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario