miércoles, 15 de agosto de 2018

Llantén mayor Plantago major L.

El llantén mayor Plantago major L. pertenece a la familia de las plantagináceas. Es una planta inconfundible, vivaz, con una talla de entre 10 y 50 cm., glabrescente o pubescente. Las hojas nacen en roseta y de ella nacen espigas de flores largas, cilíndricas y un tanto laxas.



Las hojas son gruesas y ánchamente ovales, recorridas por 5-9 nervios muy marcados. El tallo floral es igual de largo o más largo que las hojas, y en él se agrupan multitud de flores diminutas, de corola blanco-amarillenta, que darán por fruto una cápsula con numerosas semillas pequeñas y angulosas. En una misma planta coincidirán espigas en flor y en fruto.

 El llantén mayor ha sido considerado desde siempre una "mala hierba" (así denominamos los humanos a las plantas que se empeñan en crecer allí donde nosotros no deseamos). Esto en realidad es debido a su carácter colonizador, ya que puede crecer en sitios prácticamente desprovistos de vegetación, los cuales constituyen su hábitat típico: lugares baldíos, muy pisoteados. En muchos lugares los brotes de llantén parecen brotar del suelo desnudo.



Frente a esta fama de mala hierba se opone su carácter medicinal. El llantén mayor es una de las plantas medicinales más utilizadas en la farmacopea, y el catálogo de aplicaciones de la misma es interminable. A nivel interno, en decocción, se emplea como expectorante, diurética o bien como remedio para el aparato digestivo. A nivel externo se puede usar como emoliente o cicatrizante, en heridas, hemorragias, etc., aplicando una cataplasma con las hojas previamente escaldadas. Ya los romanos conocían de sus propiedades y la usaban para curar los pies, se especula incluso que su nombre (Plantago) esté relacionado con este hecho.


El llantén mayor crece en toda Europa, buena parte de Asia y norte de África, lugares del mundo de donde es nativa. Pero hoy día ha acompañado al hombre en sus viajes y se encuentra por casi todo el Globo. En Asturias es una planta frecuente, que crece desde el nivel del mar hasta la alta montaña, floreciendo de mayo a octubre.

Las fotos fueron tomadas en el concejo de Gozón en el mes de agosto.


1 comentario:

  1. Muy interesante lo que nos comentas sobre esta hierba y sus aplicaciones medicinales, José Anotnio.
    Un saludo y feliz verano.

    ResponderEliminar