sábado, 21 de mayo de 2016

Escrofularia acuática Scrophularia auriculata

Las flores del género Scrophularia son muy llamativas: zigoformas, pedunculadas y con una corola más o menos tubular-urceolada y bilabiada, se disponen en cimas al final del tallo. Son muy nectaríferas son polinizadas sobre todo por avispas. Dentro de ellas, la escrofularia acuática Scrophularia auriculata L. es una especie de gran porte, que puede llegar a 2,50 metros, perenne, rizomatosa y profundamente ramificada desde la base.












La inflorescencia puede alcanzar hasta 85 cm, con las cimas en dicasios compuestos hasta con 25-30 flores, opuestas o alternas sólo las superiores. 



Las flores son pardo rojizas, con el labio superior de un púrpura intenso, de hasta 9 mm, con la corola bilabiada, el cáliz tiene los lóbulos redondeados, con el margen escarioso de más de 0,5 mm de ancho.










Esta especie se caracteriza por tener un tallo cuadrangular robusto y hueco, ámpliamente aladcon 4 ángulos agudos. Las hojas son ovadas a elípticas, simples o con un par de lóbulos en la base, dentadas. 


 El nombre popular de este genero, escrofularia, deriva del hecho de que se utilizó para combatir las escrófulas, una forma de tuberculosis que afecta a los ganglios del cuello y que se caracteriza por una fuerte hinchazón. Sus propiedades curativas son conocidas y amplias. Su nombre científico deriva del popular, y por extensión dio nombre a la familia botánica (escrofulariáceas). La escrofularia acuática es fuertemente higrófila, creciendo en el borde de acequias, arroyos y fuentes, o también en caminos húmedos como el ejemplar de las fotografías.


Su área de distribución abarca el O y SO de Europa, Italia y Marruecos. En la Península Ibérica falta en la zona sur. En Asturias es relativamente común en sus hábitats propicios. Florece entre abril y julio. Las fotos se tomaron en el concejo de Gozón en el mes de mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada