domingo, 5 de julio de 2015

Cardo palustre Cirsium palustre

El cardo palustre o cardo de pantano Cirsium palustre (L.) Scop. es otro de los cardos del gen. Cirsium, perteneciente a la familia de las compuestas. Se trata de una especie perenne (de acuerdo con Flora Ibérica, en otros lugares la califican de bianual), erecta, de tallo muy ramificado, alado y espinoso y que puede alcanzar un porte considerable, de hasta 2 metros.



Los capítulos de esta especie tienen un tono rojo-morado oscuro (sólo blanco en ocasiones), de 1,5-2 cm, ovoides y cortamente pedunculados, muy poblados en inflorescencias foliosas en los extremos de tallo y ramas. Presenta brácteas erectas amoratadas y débilmente espinosas. El fruto es un aquenio con vilano.







Las hojas son lanceoladas en su contorno, de lóbulos triangulares espinosos a oblongos, pelosas por encima y ligeramente algodonosas por debajo. Los tallos son fuertes y erectos y están dénsamente cubiertos de espinas.




Este cardo, como indica su apelativo, se encuentra sobre todo en los bordes de zonas húmedas, como arroyos, regatos, etc., donde puede formar grandes masas apretadas. También puede aparecer en prados y pastizales siempre que conserven un alto grado de humedad.



Su área de distribución es amplia, abarcando casi toda Europa, buena parte de Asia y algo del N. de África, se ha extendido como invasora por varias zonas del mundo como Nueva Zelanda o Norteamérica. En la Península Ibérica se distribuye por la mitad norte, siendo frecuente en Asturias. Florece de mayo a agosto.


Las fotos se tomaron en el concejo de Gozón en los meses de junio y julio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada