sábado, 13 de junio de 2015

Gordolobo, blataria mayor Verbascum virgatum

Los gordolobos del género Verbascum, pertenecientes a la familia de las cariofiliáceas, son por lo general plantas muy características: erectas, ramosas y con grandes flores amarillas en las inflorescencias. Sin embargo, llegar a distinguirlas a nivel específico ya es más dificultoso, ya que en la Península Ibérica hay un buen número de especies, hasta 26, de ellas sólo 6 en Asturias. La llamada blataria mayor Verbascum virgatum Stokes es una de las más características.


Por de pronto, es una de las pocas especies no tomentosas, ya que la mayor parte de los gordolobos presentan un fuerte tomento blanquecino. Es bienal, puede llegar a los 110 cm de altura, y aunque no presenta el tomento no es glabra, sino pelosa-glandular. Aunque por lo general el tallo florido es solitario, en ocasiones se presenta ramificado.




Otro de las caracteres de la especie es la de presentar 5 estambres en la flor, y además desiguales, siendo los tres superiores más cortos que los dos inferiores. Con estos caracteres ya la única confusión posible es con su especie "hermana" Verbascum blattaria. En esta última los pedúnculos de las flores son largos, mientras que en V. virgatum son más bien cortos.















Las hojas son glabrescentes, oblongo-lanceoladas, crenadas o dentadas, las superiores sésiles, incluso abrazando algo el tallo. El fruto es una cápsula globosa como en todas las especies del género.


Como es general en los gordolobos su hábitat son las cunetas descarnadas, herbazales de borde de caminos, lugares baldíos, etc. 

Su área de distribución original se limita al O de Europa: Península Ibérica, Francia, Inglaterra y N. de Italia, aunque es muchos otros lugares está naturalizada. 

En Asturias es relaivamente frecuente, floreciendo de mayo a septiembre. Las fotos se tomaron en el concejo de Gozón durante el mes de junio.


Como otros gordolobos presenta propiedades medicinales, para afecciones respiratorias, como antialérgico, antiinflamatorio, diurético, expectorante y antiespasmódico, para curar la tos seca. En uso interno se utilizan las flores. En uso externo las hojas hervidas son emolientes y se aplican en forma de cataplasma para reducir inflamaciones, así como para las heridas, y también en las hemorroides externas, llagas, úlceras o quemaduras. También ayuda a curar picaduras de insectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada