martes, 8 de abril de 2014

Lengua de ciervo Phyllitis scolopendrium

La lengua de ciervo Phyllitis scolopendrium Hill. es un helecho fácilmente reconocible por sus frondes, que son enteras (no están divididas como pasa en la mayor parte de los pteridófitos) y amacolladas, de hasta 60 cm de longitud. La lámina es linear-lanceolada, aguda en el ápice, con margen entero y levemente ondulada; es decir, con forma de lengua como su nombre indica.








El rizoma es largo, pudiendo alcanzar los 6 cm, densamente paleáceo; el peciolo es menor que la lámina, de color verde a castaño purpúreo, más o menos escuamuloso. 











La hoja es de color verde pálido al principio, se hace brillante y satinada después para luego oscurecer gradualmente. Las frondes persisten hasta su segundo año, de forma que en una misma planta es posible encontrar hojas nuevas y viejas.





Los soros son lineales, formando tiras largas a lo largo de los nervios del envés de las frondes; están cubiertos por una excrecencia a cada lado que los empuja cuando las cápsulas están maduras. La esporulación se produce entre junio y octubre.

Este es un helecho típico de zonas umbrías, como muros, taludes, etc. Requiere suelos profundos y alta humedad. Como otros pteridófitos presenta una distribución curiosa, ya que está presente en la mayor parte de Europa y el norte de África, pero también en Norteamérica y Japón. Estas grandes áreas de distribución nos dan una idea de la gran antigüedad de estos vegetales.


En la Península Ibérica es más frecuente en la mitad norte, y se hace raro cuanto más hacia el sur. En Asturias se encuentra a todos los niveles en hábitats favorables. Las fotos se tomaron en Gozón en el mes de abril.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada