martes, 18 de marzo de 2014

Doradilla Ceterach officinarum

La doradilla Ceterach officinarum, o también Asplenium ceterach, es un característico helecho de la familia de las Aspleniáceas. Es bastante identificable por la forma de sus frondes, profundamente lobuladas en forma sinusoidal, generalmente entre 10 y 15 pares de lóbulos redondeados a ambos lados del raquis.




Como la mayor parte de los helechos de su familia, su hábitat favorito lo constituyen las grietas de las rocas y muros. Las frondes se disponen en una macolla densa, de hasta 25 cm. El peciolo es corto y paleáceo, la lámina tiene forma de lanceolada a obovado-lanceolada, el haz es grisáceo a verde oscuro. Las pinnas son alternas, de contorno entero o crennado.




La cara inferior tiene un tono dorado, al estar densamente cubierta de páleas laminares de color castaño, lo que le confiere a este helecho su nombre popular. Los esporangios aparecen en el envés de las frondes, en soros lineares, sin indusio o con uno rudimentario, que producen esporas pardas ovoideas.


La doradilla es uno de los helechos que mejor soporta la sequedad, por eso crece muchas veces en muros expuestos al sol. En tiempo seco, se enrolla mostrando su cara inferior de tono dorado, tomando un aspecto seco y quebradizo, con las lluvias absorberá el agua y recuperará la turgencia.


Tradicionalmente ha sido muy utilizada en etnomedicina en infusión y decocciones por sus propiedades astringentes. De hecho, el apelativo Asplenium deriva del griego splen (bazo) en alusión a que es bueno para el tratamiento de afecciones de este órgano. El nombre ceterach proviene de una palabra árabe que se aplicó a la planta por los médicos persas.


Este helecho se extiende por la región mediterránea y el oeste de Europa. Crece sobre todo en zonas calcáreas, desde el nivel del mar hasta altitudes cercanas a los 2.000 metros. En la Península Ibérica es más abundante en el sur.

Las fotos se tomaron en el concejo de Gozón durante el mes de marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario