sábado, 8 de febrero de 2014

Celidonia menor Ranunculus ficaria

La celidonia menor Ranunculus ficaria pertenece, como ya el epíteto de su genero indica, a la familia de las ranunculáceas. Dentro del gran número de especies pertenecientes al género Ranunculus, se puede distinguir fácilmente. Se trata de una planta perenne de hasta 35 cm, con flores amarillas brillantes, solitarias, normalmente de 1,5-3 cm de diámetro (a veces más largas).








Las flores tienen un número variable de pétalos, entre 6 y 12, lo más común es que sean 8. Los carpelos se presentan en una cabeza globulosa y son pubescentes.












Los tallos son postrados, a veces radicantes o ascendentes, ramificados, con hojas alternas. Las hojas son carnosas y brillantesde color verde hierba y forma acorazonada o arriñonada anchas y algo lobuladas.








La celidonia menor es una planta muy frecuente, originaria de prados algo húmedos (que es su hábitat óptimo) pero en la actualidad estendida a todo tipo de prados frescos. En zonas templadas florece ya desde febrero, aunque lo normal es que lo haga en marzo, durando su floración hasta mayo. Es frecuente por toda Asturias. Las fotos están tomadas en el concejo de Avilés en el mes de febrero.


Esta planta se puede consumir como verdura silvestre, pero las hojas deben recolectarse antes de la floración dado que después se vuelven ásperas e incluso algo tóxicas. Posee una buena dosis de vitamina C.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada