viernes, 5 de abril de 2013

Equisetum telmateia

El equiseto mayor o cola de caballo (Equisetum telmateia) es una planta del grupo de las pteridófitas que llama la atención por su aspecto, común a todos los equisetos, con una morfología geométrica de tallos sin hojas, de aspecto rudimentario.



Los tallos se asemejan a columnas estriadas de entre 10 y 15 mm de diámetro. Existen dos tipos de tallos, los tallos fértiles de color castaño, y los estériles o vegetativos  con un tono verdoso. Los tallos estériles son mayores y ramificados a alturas regulares en verticilos de numerosas ramas estrechas, simples y erectas que nacen de la base de vainas cerradas o aplicadas.





El equiseto mayor se reconoce bien porque los tallos tienen unas hojas pequeñas, unidas entre sí, que forman una pequeña vaina alrededor de cada nudo, de 15-20 mm. Estas vainas finalizan en unos dientes largos, con un surco en el centro, pardos. Esto hace que el tallo parezca tener unos cilindros de tono castaño a intervalos regulares. En otras especies los tallos son verdes.

Cada tallo aparenta ser un pie independiente, pero en realidad nacen de un rizoma subterráneo común. Al finalizar la temporada los tallos se secan y mueren, pero el rizoma permanece.





El equiseto mayor vive en fuentes y bordes de arroyos, siempre en clara preferencia por los sitios sombríos y muy húmedos. En Asturias es frecuente por todo el territorio, ya que encuentra un hábitat óptimo para crecer. Los tallos verdes del equiseto se utilizan en herboristería como diuréticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada