domingo, 18 de agosto de 2013

Brezo pestañoso Erica ciliaris

El brezo pestañoso Erica ciliaris L. es una planta de la familia de las ericáceas. Puede presentar porte arbustivo, con hasta 80 cm de alto, con tallos tortuosos. Hasta aquí, una descripción común a otros muchos brezos que podemos encontrar en Asturias. Pero éste se caracteriza fundamentalmente por presentar las flores en racimos terminales.



Este es el principal rasgo que sirve para distinguirlo del muy similar brezo galaico asturiano Erica mackaiana, que presenta las flores en umbela terminal, ya que ambos presentan una estructura parecida, con las hojas verticiladas y bordeadas de cilios (es decir, un poco pelosas). 





Las hojas de 
Erica ciliaris son ovales-agudas y blanquecinas por debajo.


Las flores de Erica ciliaris miden de 8-12 mm (mayores que las de E. mackaiana) y como otras ericáceas presenta la corola urceolada, es decir, en forma de recipiente con la parte apical estrechada. Pero en este brezo dicha forma está a veces muy acentuada. Estas flores tienen normalmente un tono púrpura. El cáliz tiene los lóbulos lanceolados y ciliados.

Este brezo forma parte de los brezaltojales de carácter más o menos higrófilo sobre sustratos silíceos. Es una especie del SO europeo y norte de África, que en Asturias se encuentra sobre todo en los territorios colinos, por debajo de los 600 metros. A veces forma pequeñas matas monoespecíficas en las que se encuentran algunas plantas de flor blanca.


He elegido el apelativo de "brezo pestañoso" porque es el que aparece en varias obras antiguas de botánica, y me ha gustado. Aunque bajo el apelativo a veces de Erica ciliata, este es un sinónimo de Erica ciliaris. Viene también bajo los nombres de argaña o carroncha, pero éstos se aplican indistintamente a otros brezos.



Las fotos se realizaron en el concejo de Gozón, en el brezal de Cabo Peñas, en el mes de agosto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada